El Athletic vive su partido más plácido