El gol que el directivo del Athletic Juan Elejalde siempre quiso meter