La venta de coches crece al menor ritmo en cuatro años