La subida del salario mínimo está condicionada a crecer más del 2,5% y crear 450.000 empleos