Torres y los atléticos dignifican la Copa del Rey