La aspirante indígena a la presidencia de México rechaza dinero público para su campaña