Las personas que no desayunan acumulan más grasa en las arterias