Guéller abre el canal

Posición inicial:

Blancas: Ta1, Ac1, Td1, Rg1, De2, Ab3, Cc3, Cf3; peones en a2, b2, e4, f2, g2 y h2.

Negras: Ta8, Re8, Af8, Th8, Ab7, Dc7, Cd7, Cf6; peones en a6, b5, d4, e6, f7, g7 y h7.

Yéfim Guéller, o Efim Geller, (1925-1998) fue uno de los diez mejores del mundo durante dos decenios, a pesar de que la Segunda Guerra Mundial cortó su progresión en la adolescencia. Doble campeón soviético, cuatro veces campeón de Ucrania, disputó el Torneo de Candidatos en seis ocasiones (1953, 1956, 1962, 1965, 1968 y 1971). Sus coetáneos soviéticos hablaban siempre de él con un respeto especial; Mijaíl Botvínik llegó a decir que era el mejor del mundo a finales de los años sesenta. Consideraban que su talento era inmenso, y que si no llegó aún más arriba fue por su debilidad psicológica y física; la frecuencia con que aparece fumando en las fotos confirman esa teoría.

La partida de este vídeo, contra Fuderer en el Interzonal de Gotemburgo (Suecia) de 1955, es un ejemplo magnífico de ataque muy bien coordinado. Es la faceta del juego donde más sobresalió Guéller, pero también fue un gran teórico de las aperturas. Por eso, nada menos que tres campeones del mundo -Petrosián, Spassky y Kárpov- lo contrataron como analista.

Archivado en: