Panno instruye a Spassky

Posición inicial:

Blancas: Tb1, Ac1, Dd1, Ce1, Tf1, Rg1, Cc3, Ag2; peones en a3, b2, c4, d3, e2, f2, g3 y h2.

Negras: Tb8, Dd8, Tf8, Rg8, Ae7, Cc6, Cf6; peones en a6, b7, c5, d6, e5, f7, g7 y h7.

El argentino Óscar Panno (Buenos Aires, 1935) merece sin duda un lugar en este Rincón de los Inmortales. Fue el primer suramericano -y el segundo de América Latina, después de José Raúl Capablanca- en lograr un título oficial de la FIDE: campeón del mundo sub 20 en 1953 en Copenhague (Dinamarca). Logró muchos más éxitos y se ganó el respeto de la élite, a pesar de que apenas jugó torneos entre 1958 y 1968 porque prefirió dedicarse a su verdadera profesión, la de ingeniero civil.

La partida que ilustra este vídeo es una victoria muy brillante contra Borís Spassky en el torneo Interzonal de Gotemburgo (Suecia) de 1955, tras un juego modélico en la Apertura Inglesa, que aún sirve de referencia 62 años después. Desde que Panno se retiró de la alta competición, a finales del siglo pasado, ha sido uno de los pocos jugadores de alto nivel muy conscientes del enorme valor del ajedrez como herramienta pedagógica y social. También en ese ámbito ha contribuido a que Argentina sea un país importante en el deporte mental.