Lina Tur Bonet, la violinista que rescató al Vivaldi olvidado