Electrónica con arena y purpurina: estrenamos el videoclip de Kaleema