El Real Madrid y el vicio de ganar: se lleva la Supercopa de Europa ante el Manchester