El discreto milagro de la izquierda uruguaya: 15 años de crecimiento ininterrumpido