Almería quiere que vayas al museo con botella de oxígeno y aletas