El Rey destaca en Londres el respeto a la soberanía nacional y la ley como base de la convivencia