Los médicos extranjeros creen que Liu Xiaobo está en condiciones de viajar