Los jugadores del Athletic se rapan la cabeza para apoyar a Yeray Álvarez