El ‘low cost’ llega a las mudanzas con subastas a la baja