De bien nacido es ser agradecido, Majestad