Una nueva subida de las temperaturas pone a 15 provincias en alerta naranja