Las hembras de escarabajo manipulan a los machos para que inviertan más en el cuidado de las crías