Cataluña vive su último capítulo con el Gobierno