Omar, el gato que aspira a ser el más grande del mundo