Este vídeo de un mono recién nacido sonriendo dice mucho de nosotros