Los hábitos deportivos se contagian en las redes