Érase un tipo muy amable que mató a un señor