Macron inyecta confianza en los mercados al consolidarse como favorito al Elíseo