Los dobles de Trump y Putin se pasean por Londres