El insigne Tólush al ataque

Posición inicial.-

Blancas: rey en h1; dama en d1; torres en f1 y a1; caballos en e2 y g3; alfiles en d2 y g2; peones en b2, c2, e4, f4, g5, y h3.

Negras: rey en h8; dama en c7; torres en a8 y f8; caballos en b4 y g8; alfiles en b5 y e7; peones en a6, d5, e6, f7, g7 y h7.

“En la Unión Soviética pegas una patada en el suelo y surgen 50 grandes maestros”, era un dicho frecuente en los ambientes del ajedrez hasta 1991, cuando se desintegró el mayor país del mundo. En consecuencia, muchos jugadores que serían estrellas en casi todos los demás países apenas salían de la URSS. Y uno de ellos era Alexánder Tólush (1910-1969), cuyo impresionante ataque frente a Kótov, del Campeonato de la URSS de 1945, glosa este vídeo. Es muy significativo que los programas informáticos más potentes de hoy certifiquen la corrección de aquel sacrificio de pieza a medio plazo de Tólush.

Su enorme talento fructificó sobre todo como entrenador, y el campeón del mundo Borís Spasski fue quien más lo alabó. La citada superpoblación de grandes jugadores en su país, algo de mala suerte y su excesiva afición por el alcohol impidieron que su carrera como jugador fuera aún más brillante. Pero tenía un don muy escaso: la atención de los aficionados hacia un torneo concreto aumentaba mucho si jugaba él, aunque no fuera una gran estrella. Por eso no podía faltar en este Rincón de los Inmortales.

Archivado en: