España no es la nación más antigua de Europa por mucho que Rajoy insista