La policía registra el domicilio de Fillon mientras decenas de aliados le abandonan