La Casa del Rey intensifica su plan de reducir las actividades de las infantas