Sultan Jan, un analfabeto genial

13:09

Hay motivos sólidos para calificar a Sultan Jan (o Khan; 1905-1966) como uno de los mayores talentos naturales del siglo XX, más brillante incluso que el peruano Julio Granda (quien a los 49 años está muy cerca de los 100 mejores del mundo). El sirviente Jan había sido campeón de su región, Punjab, y luego de India cuando su amo británico, el coronel (y sir) Umar Hayat decidió enseñarle el ajedrez internacional (en el indio, las reglas de coronación y rey ahogado eran distintas, y los peones sólo podían avanzar una casilla desde la segunda fila), y emigrar con él a Londres en 1929. Ante el asombro general, Jan fue tres veces campeón británico en cuatro intentos y logró resultados que le acreditaron entre los diez mejores del mundo. En 1933, sir Umar regresó con él a India, y ahí terminó la carrera de Jan.

Según testimonios de personas cercanas, se tomó su regreso a casa como “si saliera de una prisión” porque en Londres había sufrido malaria, gripe, faringitis y numerosos catarros. Quizá por eso abandonó el deporte mental y se convirtió en un granjero. Pero nos dejó grandes exhibiciones de brillantez defensiva, como la que glosa este vídeo, y finales de partida excelsos. El cubano José Raúl Capablanca, uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos, y poco dado a los grandes elogios, lo dejó claro: “Sultan Jan es un genio”.

Archivado en: