Arte minimalista de Tarrasch

Lograr la máxima eficacia de cada pieza es un principio muy útil en el ajedrez, al igual que en la vida cotidiana. Hacer más con menos es uno de los mantras frecuentes cuando se habla de estrategia empresarial. La posición que ilustra este vídeo es una obra de arte minimalista sobre ese tema, porque cuando parece que las blancas ya han exprimido hasta la última gota, aparece un factor muy sorprendente que convierte la partida en inmortal.

El autor de tal maravilla, Siegbert Tarrasch, es ya un asiduo en este Rincón de los Inmortales.  Además de sus profundas ideas y magníficas partidas, nos dejó una frase preciosa: “El ajedrez, como el amor y la música, hace más felices a las gentes que lo practican”. El placer que produce este vídeo hará al aficionado –al menos hoy– razonablemente feliz.

Archivado en: