El arte excelso de Zukertort

La combinación explicada en este vídeo es para muchos una de las más brillantes de la historia. Pero ni la partida ni el autor de esta obra de arte han logrado una fama proporcional a tanta belleza. Entre otras razones porque Johannes Zukertort vivió poco (1842-1888), y además tuvo que emplear una gran parte de su vida en cambiar de residencia y asentarse: era de familia judía, lo que no estaba bien visto en su Polonia natal, ocupada por Rusia, lo que provocó la emigración familiar a Prusia, donde sirvió en el ejército, y más tarde al Reino Unido, donde cambió de nacionalidad, a los 35 años. Por si todo ello fuera poco, su salud era muy delicada y precipitó su muerte prematura.

A pesar de tanta adversidad, Zukertort fue subcampeón del mundo, y el indiscutible número dos después de Steinitz, al menos entre 1876 y 1884; también ganó torneos de gran importancia, como el de Londres 1883, y protagonizó otros éxitos sonados. Además sobresalió como soldado, músico, linguista, periodista y activista político. Aunque hay serias sospechas de que embelleció su currículo en exceso, no cabe duda de que fue un personaje excepcional y un gran ajedrecista.

Archivado en: