Una cámara en un coche recoge el instante de la explosión en China