ESPAÑA MUTANTE

España Mutante: El misterio del pueblo de los gemelos

La probabilidad de tener gemelos en España, según las estadísticas del INE, suele rondar el 2%. Sí, tan solo dos de cada cien. A menos, claro, que vivas en Riocabado: con tan solo 160 habitantes, este pequeño pueblo agrícola de Ávila cuenta, entre sus habitantes, con veinte parejas entre mellizos y gemelos.

No todos los pares de Riocabado viven actualmente en el pueblo: son muchos los jóvenes de la localidad que, por estudio o por trabajo, acaban marchándose fuera. Es el caso de Cristina y Sandra, que viven en Ávila, y también el de Carmen, una rara avis –del poblado, pero sin gemelo– que también reside en la capital de la provincia. Ella es presidenta de la Asociación Siete Barrios, una agrupación local que organiza eventualmente "quedadas de gemelos" para que incluso los que viven fuera se reunan con los que todavía resisten en la localidad. "La próxima será en 2016", anuncia a Verne. Aquí ya estamos preparando la cámara.

Como afirma el doctor Jose Antonio Vidart, jefe del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, la genética es uno de los factores que más influyen en la posibilidad de tener gemelos. “Si tienes gemelos, tendrás gemelos”, afirma un dicho popular, y razón no le falta: las familias con gemelos o mellizos son más propensas a repetir con los pares y, en el caso concreto de Riocabado, cuatro de las parejas de gemelos con las que Verne se ha reunido durante este reportaje tenían lazos de sangre en diferentes grados.

Otras razones aumentan la probabilidad de concebir gemelos y que también podrían darse en Riocabado son la edad de las madres (a más edad, más probabilidad) o haber tenido gemelos anteriormente. Según apunta el doctor Vidart, otro motivo podría ser la climatología (en las regiones más frías el número de gemelos es mayor), aunque los propios habitantes del la zona lo descartan. ¿Y qué se dice en el pueblo? Que la culpa es del agua. Desde Verne también hemos querido desmentir esta teoría y, entre pruebas y tomas falsas, más de un litro de la mítica fuente ha sido ingerido por nuestro redactor. En unos años (todo apunta a que muchos) tendremos la respuesta.